Saltar al contenido
Astrologeando

Los elementos: Agua

Los elementos: Agua

AGUA

Los signos de agua: Cáncer, Escorpio y Piscis son los más profundos y espirituales del Zodiaco, sin duda. Son ultra sensibles, humanitarios, bondadosos, transparentes y entregados.

Se guían 100% por sus emociones, sea lo que sea que hagan; por lo tanto, suelen desarrollar fuertes lazos sentimentales. Su felicidad consiste en hacer felices a los demás, aunque esto signifique tener que hacer sacrificios.

Tienen la habilidad de “leer” a las personas, así que difícilmente podrás engañarlos. Adoran estar acompañados, son muy cariñosos y suelen demostrar su afecto sin censura alguna. Sin embargo, cuando el estrés o decepciones los superan, tienden a apartarse y refugiarse en su propio mundo de fantasía, donde todo es color rosa y todos somos buenos.

Por otro lado, en ocasiones sus profundas emociones terminan por meterlos en problemas, ya que los percibimos como “débiles” en su necesidad de complacer; por lo que algunos se aprovechan de ello (sobre todo en el caso de Cáncer y Piscis). Para nada son débiles, y créeme, no te conviene llegarles al límite de la paciencia.

Cáncer es hogareño y protector, Escorpio es apasionado y misterioso, Piscis es espiritual y soñador. Los tres suelen ser intensos (cada uno a su manera), nobles, intuitivos, codependientes y empáticos.

¿QUÉ HAY DE LA COMPATIBILIDAD ENTRE ELEMENTOS?

Los signos de agua son altamente compatibles con los signos de agua (Cáncer, Escorpio, Piscis), muy compatibles con los signos de tierra (Tauro, Virgo, Capricornio), medianamente compatibles con los signos de aire (Géminis, Libra, Acuario) y poco compatibles con los signos de fuego (Aries, Leo, Sagitario). Aunque puede ser que se entiendan un poquito mejor con los signos de aire o fuego cuando éstos presentan ascendentes en agua o tierra.

Para lidiar con los signos de agua tendrás que entender que son puro corazón y tener presente que suelen experimentar cambios bruscos de humor.

Tip: Imagina un sentimiento, multiplícalo por diez; el resultado es probablemente la mitad de lo que un signo de agua siente. 😳